Salvation Army reparte asistencia récord a necesitados

Barbara Shields sits in the waiting room of the Salvation Army of Collier County, hoping to receive assistance with her electric bill. Shields has been out of work for over a year since losing her son to leukemia. Her lights are set to be shut off at midnight, and since Shields is already in section 8 housing, Florida law states that she is not eligible for any additional financial assistance. In October, the Salvation Army of Collier County assisted more people than it has during any month in its history. Greg Kahn/Staff

Photo by GREG KAHN

Barbara Shields sits in the waiting room of the Salvation Army of Collier County, hoping to receive assistance with her electric bill. Shields has been out of work for over a year since losing her son to leukemia. Her lights are set to be shut off at midnight, and since Shields is already in section 8 housing, Florida law states that she is not eligible for any additional financial assistance. In October, the Salvation Army of Collier County assisted more people than it has during any month in its history. Greg Kahn/Staff

Barbara Shields sits with caseworker Virginia Martinez, at the Salvation Army of Collier County, hoping to receive assistance with her electric bill. Shields has been out of work for over a year since losing her son to leukemia. Her lights are set to be shut off at midnight, and since Shields is already in section 8 housing, Florida law states that she is not eligible for any additional financial assistance. In October, the Salvation Army of Collier County assisted more people than it has during any month in its history. Greg Kahn/Staff

Photo by GREG KAHN

Barbara Shields sits with caseworker Virginia Martinez, at the Salvation Army of Collier County, hoping to receive assistance with her electric bill. Shields has been out of work for over a year since losing her son to leukemia. Her lights are set to be shut off at midnight, and since Shields is already in section 8 housing, Florida law states that she is not eligible for any additional financial assistance. In October, the Salvation Army of Collier County assisted more people than it has during any month in its history. Greg Kahn/Staff

NAPLES - Salvation Army del Condado Collier asistió a más personas en octubre que en ningún otro mes en su historia de 27 años.

A pesar de los bajos niveles de donativos, Salvation Army ayudó a 2,400 residentes, repartiendo 12,000 libras de comida y $49,000 en ayuda financiera a residentes de Collier para contribuir a alquileres y utilidades.

“Necesito que la gente sepa la seriedad del asunto”, dijo Chris Nind, director de desarrollo y relaciones comunitarias de Salvation Army de Collier.

Si se compara, en octubre de 2008, Salvation Army sólo donó cerca de $23,000 en ayuda financiera.

El récord mayor anterior tuvo lugar en junio, cuando la organización donó $32,000 a necesitados.

“Quedamos absolutamente anonadados con esta cifra en octubre”, dijo Nind. “Todos están necesitados”.

La gente puede recibir la asistencia de Salvation Army sólo una vez al año.

“Este es el peor mes que hemos visto en la historia de la organización”, dijo Nind. “Sucede en todo el país”.

A medida que familias continúan siendo afectadas por la pérdida de empleos y las clausuras de sus hipotecas, Salvation Army espera que aumente la cantidad de núcleos en busca de asistencia el Día de Acción de Gracias y durante la temporada de Navidades.

“Con la incertidumbre económica y la pérdida de empleos, nuestro ingreso no es suficiente para satisfacer las crecientes necesidades, pero es importante cuidar ahora de nuestros vecinos aquí mismo en el Condado Collier, quienes enfrentarán unas de las Navidades más difíciles”, dijo el Capitán Alejandro Castillo, coordinador del área.

Salvation Army se ha convertido al fin en un recurso para muchos.

“Estoy acá para pagar mi factura de electricidad”, dijo Barbara Shields.

Shields aguarda ansiosa en el salón de espera de Salvation Army, juntando sus manos, espera que los trabajadores llamen su nombre.

Ellos decidirán si Shields tendrá electricidad en su hogar esta noche después de la puesta del sol.

“Si ellos no me ayudan, hoy a la media noche me veré a oscuras”, dijo Shields.

Shields es una de los tantos que han acudido a Salvation Army para recibir ayuda. Ella se quedó recientemente sin empleo y 18 meses atrás perdió a su hijo de 33 años a causa de cáncer.

Ella se quedó fuera con los ojos aguados y una amiga buscando otras alternativas.

“Ellos sólo me dijeron ‘No. Ve a una iglesia,’” dijo Shields.

La organización depende de las donaciones de personas que donaron el pasado para poder satisfacer la demanda.

“Existe una necesidad muy seria en la comunidad”, dijo Nind “y continuaremos realizando nuestro trabajo, y seguiremos apoyando a la gente durante efemérides como el Día de Acción de Gracias y las Navidades, pero por supuesto, todo eso tiene un costo”.

“Saldremos con nuestras campanas y calderas rojas y esperamos que el condado y la comunidad continúe apoyándonos”, dijo Nind.

Los baldes rojos para colectar constituyen la más extensa forma de recaudación de fondos de Salvation Army.

Por el momento, funcionarios de Salvation Army se preparan para lo peor.

“¿Cuándo veremos el fin de todo esto?” preguntó Nind. “No lo sé, pero supongo veremos este dolor durante meses”.

Traducido para Vista Semanal

© 2009 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados