La ex primera dama Laura Bush atrae grandes multitudes en SWFL

Laura Bush signs books in Naples

About 350 gather to see former first ...

Books-A-Million - Mercato

9002 Mercato Drive, US 41 and Vanderbilt Beach Road, Naples

— Laura Bush quizás ya no sea el centro de atención, pero todavía puede atraer a una multitud.

Más de 350 personas acudieron al evento de firma del libro de Bush en la librería Books-a-Million en The Mercato en North Naples la semana pasada, mientras que más de 3,000 personas asistieron a la conferencia de la ex primera dama en Florida Gulf Coast University (FGCU) en Estero más tarde.

Bush fue la primera oradora de la recién inaugurada Serie de Conferencias de Presidentes en la universidad.

"Creo que fue magnífica", dijo el residente de Bonita Springs Joseph Spiotta, de 70 años. "Su discurso fue excelente. Estaba muy bien estructurado".

A través de anécdotas, chistes y reflexiones, la ex primera dama Laura Bush llevó a la audiencia a través de los ocho años que su esposo, el ex presidente George W. Bush, sirvió en la Casa Blanca y cómo su papel como primera dama evolucionó durante ese tiempo.

Recordando con una sonrisa maliciosa cómo algunos trataron de tildarla como el prototipo de la ama de casa de los años 50, Bush dijo a la audiencia cómo finalmente respondió cuando se le preguntó "¿Qué clase de primera dama sería — como Hillary Clinton o Barbara Bush?

"Yo voy a ser Laura Bush. La conozco bien", dijo.

Cuando el presidente Bush asumió el cargo, Laura Bush dijo que siguió trabajando en dos cuestiones que significaban mucho para ella — la alfabetización infantil y la educación.

"Yo creo que cada niño en Estados Unidos debe aprender a leer", dijo Bush, quien estuvo involucrada en iniciativas de alfabetización en Texas, cuando su marido era gobernador. "Creo que la alfabetización es el fundamento de la democracia".

Así fue como se encontró en camino a la audiencia del Senado sobre la educación infantil temprana en la mañana del 11 de Septiembre.

Bush recordó estar sentada en la oficina del senador Ted Kennedy cuando las Torres Gemelas cayeron, y cómo Kennedy trató de tranquilizarla en medio de la tragedia.

Esa noche, Bush dijo que finalmente llegó a ver a su marido en un refugio antiaéreo debajo de la Casa Blanca, que parecía haber sido decorado en la época de Truman.

Pero ese momento de alivio al saber que estaban bien fue eclipsado rápidamente, dijo.

"Lo único en que podíamos pensar era en los miles de estadounidenses que no podían sentir lo mismo", dijo Bush.

Poco después del 11 de Septiembre, Bush dijo que escogió otra causa personal por la cual luchar, cuando se encontraba haciendo un programa de radio sobre el maltrato de las mujeres en Afganistán.

Desde entonces, Bush ha llevado la lucha de las problemas de las mujeres desde el Oriente Medio hasta África y América Latina.

Bush dijo que la importancia de los derechos de la mujer y el trabajo que ella y otros han hecho a favor de la causa fue validado después que ella habló con a una mujer en el Oriente Medio.

"Ella dijo 'Yo soy sólo una mujer. Pero juntas, somos una fuerza que no puede ser ignorada'", recordó Bush.

Bush también sigue participando activamente en otras cuestiones de interés nacional y mundial, incluida la atención médica.

Y aunque cientos de personas importantes tenían buenos asientos en la sección central de la arena, la estudiante de FGCU Lenise Joseph dijo que sentía muy afortunada, no solo en haber conseguido un par de boletos, pero de haber conseguido unos de los mejores asientos en el recinto — dos asientos en la segunda fila de las gradas al lado del escenario donde Bush dio su discurso.

"Yo quería ver a la ex primera dama Laura Bush", dijo Joseph, de 20 años, quien asistió al evento del miércoles con su amigo, Michael Martin, quien es estudiante de primer año en Edison College.

Joseph dijo que estudiantes, profesores y el personal de FGCU tuvieron la delantera en obtener los boletos, pero que ella no esperaba llegar a ver la ex primera dama tan cerca.

Wilson G. Bradshaw, Presidente de FGCU, dijo que se alegraba de que Bush fuera la primera oradora de la revivida serie, que anteriormente ya había traído a la poeta Maya Angelou, al ex estadista soviético Mikhail Gorbachov y al ex secretario de Estado Colin Powell".

Temprano en el día, la seguridad en el interior de Books-a-Million había sido muy estricta, cuando Bush se presentó en North Naples para firmar ejemplares de su libro, "Spoken From The Heart" (Desde el corazón).

Aunque Bush no incluyó mensajes personales con su firma, los asistentes tuvieron la oportunidad de saludarla cuando ella firmó ejemplares de su libro.

"Yo sólo le dije gracias por venir al diminuto y olvidado Naples", dijo Margot Kenzie. "Es bueno tener a alguien como ella visitando nuestra pequeña ciudad".

Mientras que el esposo de Bush es conocido por su política, Kenzie dijo que lo que le atrajo de ella era que sentía un vínculo con la ex primera dama, siendo madre de dos pares de gemelos. Laura Bush tiene dos hijas gemelas, Jenna y Barbara.

"Lo que me gusta de ella es que no importa si uno es republicano o demócrata, ella es una persona realizada y una señora muy querida", dijo Kenzie.

© 2011 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados