Mario Santos: Le pido a Dios poder volver a jugar

Mario Santos volvió a la cancha de futbol pero no como le hubiera gustado. El joven jugador guatemalteco, antiguo jugador de la Liga de Futbol de Adultos de Bonita Springs, se recupera de las graves quemaduras en todo su cuerpo,  sufridas en la explosión de una tubería de gas de TECO People's Gas en Lehigh Acres. El trabajaba como empleado de Posen Construction el 11 de noviembre de 2010 cuando ocurrió la explosión que causó la pérdida del servicio de gas a miles de comercios y residencias por varios días, en el Condado de Collier y Lee.

Mario Santos volvió a la cancha de futbol pero no como le hubiera gustado. El joven jugador guatemalteco, antiguo jugador de la Liga de Futbol de Adultos de Bonita Springs, se recupera de las graves quemaduras en todo su cuerpo, sufridas en la explosión de una tubería de gas de TECO People's Gas en Lehigh Acres. El trabajaba como empleado de Posen Construction el 11 de noviembre de 2010 cuando ocurrió la explosión que causó la pérdida del servicio de gas a miles de comercios y residencias por varios días, en el Condado de Collier y Lee.

Mario Santos en su casa cuatro meses después de la explosión de una tubería de gas de TECO People's Gas que le dejó con graves quemaduras en todo su cuerpo. La explosión envolvió Santos, un empleado de Posen Construction después que una pieza de equipo pesado golpeo una tubería de gas natural de 8 pulgadas que pertenecía a TECO People's Gas. La explosión causó la pérdida del servicio de gas a miles de comercios y residencias por varios deias, tanto en el Condado de Collier como en el de Lee.

Photo by MANUEL MARTINEZ

Mario Santos en su casa cuatro meses después de la explosión de una tubería de gas de TECO People's Gas que le dejó con graves quemaduras en todo su cuerpo. La explosión envolvió Santos, un empleado de Posen Construction después que una pieza de equipo pesado golpeo una tubería de gas natural de 8 pulgadas que pertenecía a TECO People's Gas. La explosión causó la pérdida del servicio de gas a miles de comercios y residencias por varios deias, tanto en el Condado de Collier como en el de Lee.

Foto archivo del jugador Mario Santos, pieza clave del equipo Deportivo Azteca y jugador destacado de la Liga de Adultos de Fútbol Soccer de Bonita Springs de junio de 2010. Imagen Media

Photo by Imagen Media

Foto archivo del jugador Mario Santos, pieza clave del equipo Deportivo Azteca y jugador destacado de la Liga de Adultos de Fútbol Soccer de Bonita Springs de junio de 2010. Imagen Media

El Departamento de Policía de Fort Myers responde a un accidente de construcción cerca de la intersección de State Road 82 y Colonial Boulevard. Después de llegar a la escena, la policía se enteró que un trabajador de construcción, con una excavadora, rompió una tubería principal de gas natural y causó una explosión. Mario Santos, de 30 años y empleado de Posen Construction, fue transportado en un helicóptero médico al Hospital General de Tampa y permance en estado crítico. Charlie Robbins

Photo by Charlie Robbins

El Departamento de Policía de Fort Myers responde a un accidente de construcción cerca de la intersección de State Road 82 y Colonial Boulevard. Después de llegar a la escena, la policía se enteró que un trabajador de construcción, con una excavadora, rompió una tubería principal de gas natural y causó una explosión. Mario Santos, de 30 años y empleado de Posen Construction, fue transportado en un helicóptero médico al Hospital General de Tampa y permance en estado crítico. Charlie Robbins

Bonita Springs.- Mario Santos por fin pudo volver a la cancha la pasada semana, aunque no como a él le hubiera gustado.

Santos, hace 10 meses era un activo jugador del equipo Malacas de la Liga de Futbol Soccer de Adultos de Bonita Springs, junto a 3 de sus 7 hermanos.

Pero el 11 de noviembre del año pasado su vida cambió para siempre. Mientras trabajaba como empleado de Posen Construction en una carretera de Lehigh Acres, una explosión de gas lo dejó en estado crítico y a punto de perder la vida.

Bajo la sombra de una carpa y sentado en una silla, Santos mostraba un semblante lleno de vida mientras observaba jugar a sus hermanos en un equipo de adultos de la Liga de Fort Myers; aunque con las marcas que le dejó ese terrible accidente que le produjo quemaduras en el 52 por ciento de su cuerpo.

Parte de esas marcas, están también en el corazón del joven guatemalteco. Marcas buenas, que le enseñaron a ver la vida desde otro punto de vista.

“Después de meses inconsciente desperté a una vida diferente. Fue extraño al principio, porque durante mi inconsciencia tuve muchas pesadillas, pero poco a poco, me di cuenta que Dios me dio otra oportunidad aunque con limitaciones, porque no puedo hacer lo que más me gusta, jugar al futbol, y todavía estoy en recuperación. Ojalá que Dios me deje volver a recuperar todos mis movimientos y poder jugar otra vez”, dijo Mario, mientras veía jugar a sus hermanos.

Santos estuvo casi siete meses hospitalizado en Tampa y recién pudo volver a su casa de Bonita Springs el pasado mes de mayo.

“Fueron meses muy duros y al mismo tiempo de aprendizaje, porque aprendí lo que vale la familia y los buenos amigos. El amor que te tienen tus padres y hermanos es inigualable. Le doy gracias a ellos porque estuvieron a mi lado y siguen apoyándome día a día”, dijo el joven residente de Bonita Springs.

“El 4 de Julio pude encontrarme con varios de mis compañeros de equipo y pude ver un partido desde lejos, pero hoy, por fin, pude bajarme (del carro) y pisar la cancha aunque sea sólo para alentar a mis hermanos”, dijo Santos.

“Todavía no sé cuantas operaciones o tratamientos más voy a necesitar para recuperar los movimientos, pero tengo fe que Dios me seguirá bendiciendo”, dijo emocionado. Mario Santos quiso aprovechar la oportunidad para agradecer a la Liga de Bonita Springs, que junto a sus amigos jugadores recaudaron fondos y ayudaron en algo a sus hermanos mientras él estaba hospitalizado en Tampa.

Está agradecido de que su madre pudiera viajar desde Guatemala, con una visa humanitaria, y agradece a toda su familia, porque si algo aprendió de esta experiencia, fue el valor que tiene el amor de la familia sobre todo lo demás.

Esperamos que Mario Santos vuelva pronto a los campos de juego y haga lo que más le gusta, enfrentarse solo con el arquero y meter goles para su equipo. Mientras tanto, Mario ya le ha metido buenos golazos a la vida, por haber vencido a la muerte tras su accidente y porque Dios le ha dado otra oportunidad. Mientras tenga ese entusiasmo y amor a la vida, él ya va en su “segundo tiempo” con un marcador a favor.

¡Que Dios te bendiga y que te recuperes pronto, amigo Mario!

© 2011 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Related Stories

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados