Sospechoso de tiroteo contrata abogados de renombre, fianza es fijada en $500,000

Justin Campos, 25, of Immokalee

Photo by LCSO

Justin Campos, 25, of Immokalee

Daniel Guillen, 27, of Lehigh Acres.

Photo by LCSO

Daniel Guillen, 27, of Lehigh Acres.

Carlos Deleon-Ortiz

Carlos Deleon-Ortiz

Juan Miguel Sanchez-Perdomo, 20, of Lehigh Acres

Juan Miguel Sanchez-Perdomo, 20, of Lehigh Acres

Video from NBC-2

Naples.- La familia del residente de Immokalee, Justin Campos, ha contratado a un equipo de abogados para su defensa contra los cargos de asesinato en el tiroteo del martes en un club de striptease de Fort Myers.

John McGowan y Nico Vitale, ambos abogados privados en Naples, trabajarán con la firma Wilbur Smith Law de Fort Myers en el caso, McGowan confirmó el jueves.

En una audiencia inicial en Naples, McGowan dijo a un juez del condado de Collier, que Campos tenía una licencia para portar armas, y describió el tiroteo como justificado.

"Creo que se demostrará que el Sr. Campos actuó en defensa propia", dijo McGowan.

El jueves la policía de Fort Myers identificó a las víctimas como Juan Miguel Sánchez Perdomo, de 20 años, y Carlos Deleón-Ortiz, de 29, ambos de Lehigh Acres. Ambos hombres fueron declarados muertos en el club de striptease Lookers en Fowler Street, el lugar de los hechos.

Los detectives dicen que Campos, de 25 años, y presunto cómplice de Daniel Guillén, de 27, atacó a un grupo de hombres fuera del club poco después de la medianoche del martes. Guillén golpeó con una pistola a un hombre, y Campos utilizó la misma arma para dispararle a Sánchez Perdomo y Deleón-Ortiz, según los informes.

Horas más tarde, oficiales de Collier detuvieron la camioneta de Campos en Immokalee y arrestaron a los dos hombres. Ambos fueron detenidos en la cárcel de Collier hasta que fueron trasladados al Condado de Lee, en donde enfrentarán cargos. Campos fue detenido por dos cargos de asesinato en segundo grado, y Guillén es acusado de asalto agravado.

Michael Provos, juez del Condado de Collier, fijó una fianza de 500,000 dólares por cada uno de los cargos de asesinato de Campos el jueves. El fiscal Rich Montecalvo pidió la elevada fianza, diciendo que Campos estaba respaldado por los "enormes recursos financieros" de la tribu Seminole. Campos es miembro de la tribu y la vive en la reservación de Immokalee con su familia.

McGowan después desestimó la observación de Montecalvo, diciendo que él y otros abogados fueron contratados únicamente por la familia Campos. Dijo que no sabía si la familia pagaría la fianza para el sospechoso.

La fianza de Guillén fue fijada en $250,000, y no estaba inmediatamente claro quién lo representará.

Los posibles motivos de los disparos todavía no estaban claros el jueves. McGowan se negó a dar detalles sobre la declaración de auto-defensa, señalando en cambio que Guillén y Campos y carecen de antecedentes penales violentos.

"Estos no parecen el tipo de individuos que estén robando a la gente o que padezcan necesidades económicas", dijo. "Ellos no tienen mucho historial en lo que respecta a antecedentes penales, a excepción de algunos cargos de conducción y de marihuana".

Señaló que el hombre que fue golpeado con una pistola, Kelvin Figueroa, de 29 años, tiene antecedentes penales, que incluyen una condena por robo. Por otra parte, Deleon-Ortiz estaba en libertad condicional por un delito mayor de 2008: disparar en un edificio o vehículo. Un caso relacionado con un tiroteo, dijo su novia.

Madeline Ramírez, 26 años, quien tiene gemelos jóvenes con Deleón-Ortíz, culpó a los amigos de la víctima de alejarlo de la familia y de estar "en las calles".

"Podrían haberlo educado y dicho: 'Tienes una familia que te espera. Vete a casa'", dijo.

Amistades describen a Sánchez-Perdomo como un joven callado, graduado de escuela secundaria, que viajaba visitando a su familia en Rochester, Nueva York y en Fort Myers, buscando trabajo sin resultados. Con el tiempo, hizo amistad con un grupo de tipos más toscos, dijeron, elevando las preocupaciones de aquellos que lo conocieron.

"Sólo se mezcló con la gente equivocada", dijo su amiga Jennifer Figueroa, de 28 años. "Creo que estaba buscando un lugar donde encajar".

Han circulado rumores de que el tiroteo fue parte de una rencilla más grande entre los dos grupos y que los sospechosos habían permanecido a la espera. Con lo poco que ha sido revelado públicamente por la policía, nadie sabe a ciencia cierta.

"Hay demasiadas versiones", dijo Ramírez.

© 2011 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Related Stories

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados