Testimonio de la sobreviviente: Adolescente amenazó con causar accidente que mató a su novia y a sí mismo

Todo comenzó con una mala ruptura entre novios de escuela secundaria.

Pero terminó con un accidente automovilístico en la madrugada del lunes que mató a dos adolescentes de Immokalee — Amanda Alvarado y Michael Jon Pérez.

Desde su cama de hospital, Beatriz Martínez, de 22 años de edad, la única sobreviviente, cuenta la historia de un novio enojado que le dio seguimiento a su amenaza de causar un accidente. Él estaba tratando de detener el auto en el que iba su novia.

Martínez estaba estrechamente relacionada tanto con Alvarado, quien era su prima, como con Pérez, un estudiante de Immokalee High quien estaba por graduarse el viernes. Ella dijo que la noticia de sus muertes es difícil de procesar.

"Los dos eran maravillosas (personas)", dijo Martínez. "Ellos disfrutaban llevarse bien con todo el mundo y divertirse".

En una entrevista telefónica el martes, la residente de Lehigh Acres describió las horas previas al accidente del lunes, diciendo que Alvarado y Pérez — una pareja de novios de 17 años de edad que habían estado saliendo juntos durante un par de años, y que vivían juntos en la casa de Alvarado — habían discutido a horas más tempranas durante el mismo día del accidente, después de asistir a una fiesta.

Martínez, quien dijo que haría cualquier cosa por su prima, con mucho gusto hizo el viaje de más de 30 minutos hasta Immokalee cuando Alvarado la llamó a las 2 a.m. Alvarado estaba tirando las cosas de Pérez fuera de la casa cuando Martínez llegó, y le dijo que "(las cosas) no estaba funcionando entre él y ella".

"Ella dijo que había terminado (la relación)", dijo Martínez.

Alvarado, a continuación, pidió quedarse con Martínez, y regresó a la casa de Martínez a las 3:30 a.m.

No habían pasado mucho tiempo en casa de Martínez antes de que Pérez llamara a Alvarado y empezaran a discutir de nuevo. Martínez dijo que Pérez puso a la madre de Alvarado en el teléfono, quien le instó a volver a casa.

Martínez dijo que ella le dijo a Alvarado que la llevaría a su casa porque no quería meterla en problemas con su madre. Poco después estaban de nuevo en camino de regreso a Immokalee.

Pero el viaje de vuelta a la ciudad estuvo lleno de airadas llamadas telefónicas por parte de Pérez.

Pérez llamó varias veces a Alvarado, dijo Martínez, e incluso dijo que las estaría esperando en State Road 82.

Cumplió su palabra, dijo Martínez.

Cuando Martínez se acercó a la intersección de la Carretera Estatal 82 y la Carretera Estatal 29 en su Dodge Charger de 2010, Pérez salió de su Hyundai Elantra 2004 y golpeó en sus ventanas.

Martínez se desabrochó el cinturón de seguridad para salir del auto y decirle que no insistiera, pero Alvarado le dijo que sólo la llevara a su casa.

Las llamadas comenzaron de nuevo cuando se dirigían más allá de la primera curva en Westclox Street. Martínez dijo que fue entonces cuando Alvarado finalmente contestó el teléfono y Pérez le dijo que le dijera a Martínez que detuviera el auto. Pérez incluso le dijo a Alvarado que si no se detenía, iba a chocar contra ellas, dijo Martínez.

Alvarado le dijo que se iba a casa, y colgó el teléfono.

Martínez dijo que ella miró en el espejo retrovisor para ver dónde estaba Pérez. Lo último que supo fue que él golpeó un costado de su auto.

La Patrulla de Carreteras de Florida informó que Pérez rebasó el vehículo de Martínez, golpeó el lado derecho de su auto, y causó que ambos vehículos giraran, saliéndose de la calle.

El Hyundai de Pérez se volcó dos veces, y chocó contra un poste de electricidad y la caja eléctrica antes de estrellarse contra una casa rodante. Pérez no llevaba puesto el cinturón de seguridad y fue expulsado del vehículo.

El Dodge de Martínez golpeó el hombro, se volcó y chocó contra una cerca de alambre de púas. Ambas mujeres fueron expulsadas. Ninguna llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Martínez dijo que "tenía mucho dolor", pero que fue capaz de levantarse e ir a ver si su prima estaba bien. Alvarado dijo que ella estaba bien, dijo Martínez.

Alvarado fue trasladada a un hospital primero. Martínez dijo que cuando ella llegó al hospital más tarde, nadie le quería decir cómo estaba su prima.

Alvarado era una estudiante de onceavo grado en el Centro PACE para Niñas. Amistades habían dicho previamente que pensaban que asistía a Immokalee High.

Martínez dijo que Alvarado no sabía lo que iba a hacer después de graduarse, pero sabía "que quería conseguir un trabajo a tiempo parcial y ahorrar hasta poder obtener su propio vehículo e ir a la escuela".

Consejeros y psicólogos escolares estuvieron disponibles el martes en el Centro PACE y en Immokalee High School. Funcionarios de la escuela dijeron que, de ser necesario, miembros del equipo de crisis del distrito escolar estaban listos para ayudar.

"No está bien", dijo Marianne Kearns, directora ejecutiva del Centro local PACE. "Evidentemente los estudiantes están teniendo dificultades. Estamos tratando de ayudarles a superar esto y hacer lo mejor que podamos".

Pérez estaba en una lista de graduación de Immokalee High, provista al Naples Daily News. Él era un trompetista en la banda de la escuela secundaria, informó NBC-2.

"Es trágico, que hayamos perdido a dos personas jóvenes", dijo la directora de Immokalee High School, Mary Murray.

Drew Pérez, hermano de Michael Pérez, dijo al Naples Daily News el lunes que su hermano era un buen estudiante que hizo todo lo posible para no meterse en problemas.

"Él era bueno," dijo Drew Pérez. "No hay nada malo que se pueda decir de él".

Martínez dijo que estaba estable y que había tenido unos cuantos huesos rotos. Todavía estaba en el hospital la tarde del martes.

Martínez dijo que estaba conmocionada por el accidente, y con la esperanza de llegar pronto a casa para continuar su recuperación.

"Estoy tratando de ser fuerte y recuperarme de todo lo que pasó", dijo. "Sólo estoy tratando de ser fuerte".

© 2011 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Related Stories

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados