DANIA FERRO: Mi debut con un “Thanksgiving” diferente

Dania Ferro autora de 'Diálogo con mi corazón'

Dania Ferro autora de "Diálogo con mi corazón"

Yo había llegado de Cuba hacía solo unos meses. Vivíamos en Fort Myers, en la calle Ortiz. Mi madre nos dejó saber que todos iríamos esa noche para la casa de Amanda, la manager americana de mi papá que nos había invitado a cenar a su casa. Era una mañana fría, nostálgica. Celebraríamos allí el Día de Acción de Gracias... ¿Thanksgiving? ¿Thanksgiving? Repetí para mis adentros la palabra que casi no podía ni pronunciar y pregunté enseguida qué era “Thanksgiving”.

“Thanksgiving es una celebración tradicional americana que se celebra en Estados Unidos y Canadá. En Canadá se celebra el segundo lunes de octubre, en este país es el cuarto jueves de noviembre y es cuando se reúnen las familias, los amigos y comparten una comida para dar gracias”. ¿Y cÓmo sabes tú todo éso?, le pregunté a mi hermano que era quien me había estado explicando. “Porque lo leí en Google. Si no leyeras novelitas románticas todo el santo día supieras de muchas otras cosas”, me respondió.

¿Creerá él que porque lee cosas en Google es una enciclopedia andante? Me fui enojada a mi cuarto pensando: “bonita manera de comenzar la mañana, discutiendo con un niño de 14 años que se cree un genio porque se pasa su vida buscando información en Google”.

A las seis ya estábamos todos listos. Mi madre se había puesto un vestido rojo precioso a la rodilla, con unos zapatos negros de tacón alto. Ella casi nunca suele maquillarse, le aterra pensar en la posibilidad de envejecer más rapido al usar todos esos productos llenos de químicos —vaya usted a saber quién los hizo y qué efectos contrarios harán en su cara, seguramente distinto a la buena recomendación que estará escrita detrás para poder vendértelo— pero ese día estaba notablemente maquillada. Mi padre se vistió de traje. Solo recordaba haberlo visto vestido así en las fotos de su boda. Su corbata era roja, me imagino que para que hiciera juego con el vestido de mamá.

Mis hermanos igualmente vestidos elegantes, ambos de traje. Yo me había puesto un vestido blanco con flores amarillas; llevaba el pelo suelto y cara de disgusto. No entendía por qué comer en casa de alguien.

La casa de Amanda era grande y hermosa. Tenían dos perros y un patio sembrado con hermosas plantas rodeado por un muro de piedras blancas. Ella había heredado la casa de sus abuelos. Me alegré de que fuéramos nosotros los únicos invitados y por suerte, el esposo de Amada era mexicano y con él podía hablar español perfectamente. Mis hermanos habían llegado de Cuba siendo niños y se comunicaban perfectamente con Amanda. Ellos eran los intérpretes para mis padres y para mí.

Llegó el momento tan esperado. Nos sentamos a la mesa y nos tomamos de las manos. Amanda inició una oración —in English— que yo no pude repetir y abrí bien los ojos, como para no perderme nada de la nueva experiencia, mientras todos los tenían cerrados y repetían la oración.

Mis padres habían llevado congrí, bistet de puerco frito, yuca con mojo y plátanos maduros frito. También había pescado y un pavo asado gigante . Yo creí que cenaríamos con música. En Cuba toda celebración llega compañada de una música a todo volumen como para atraer a todo el barrio. Pero este “Thanksgiving” era muy aburrido.

José, el esposo de Amanda, me ofreció puré de papas. Respondí que no. “¿Quieres Jalea, judías verdes o pastel de nuez?, volvió a preguntar. No, gracias, y usted, ¿quiere bistec de puerco frito? “No, gracias, soy vegetariano, no como carnes, solo pescado y vegetales.” Dios mío —pensé para mis adentros— podría morir de inmediato comiendo eso.

Nunca en mi vida yo había comido pavo. Que carne tan rara, tan seca, tan sin sabor… pero para no ser descortés dije que me gustaba —me sentí peor como mentirosa.

Amanda, acostumbrada toda su vida a comer pavo lo devoraba con placer. Mis hermanos también lo disfrutaban. Mi padre prefirió la carne de cerdo frita, mi madre casi se come el pastel de manzana ella sola, José no compartió su pescado con nadie y yo me comí todas las fritas de plátano maduro que pude.

Todos reunidos, en silencio, dando gracias, compartíamos un tremendo banquete —muy diferente— y todo un acontecimiento como mi primer “Thanksgiving”.

De repente José comienza a toser con fuerza, desesperadamente, se pone rojo, morado, hace señas con la mano para que lo golpeen por la espalda. Se le ha atravezado una espina de pescado. Amanda llama al 911 muy asustada, llegan enseguida y nos pide que la acompañemos. Imposible negarse ante una situación como esta. Seguimos en nuestro auto a la ambulancia. Nos pasamos toda la madrugada en el hospital con Amanda.

Mi mamá se atemorizó tanto que vomitó todo el pastel. Mi papá del nerviosismo visitaba el baño constantemente. Mis hermanos y Amanda lamentaban que se perderían las compras del “Black Friday, y yo solo pensaba en ese refrán que dice: “a donde fueres, haz lo que vieres”. ¿Por qué si era el “día del pavo” José tuvo que comer pescado y arruinarnos la noche a todos?

Han pasado nueve años desde que viví mi debut con un “Thanksgiving” diferente. Desde entonces, ha quedado prohivido en casa comer pescado ese día. Tampoco comemos comida cubana —esa la dejamos para todos los demás días del año.

Aprendimos —de la peor manera— a celebrar el Día de Acción de Gracias y a respetar el “día del pavo”.

¡¡Feliz Día de Acción de Acción de Gracias!!

© 2011 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados