Ciudadanía: 117 personas de 22 países naturalizados en una ceremonia en Naples

Samuel Villada, de 56 años, originario de Colombia, ondea una bandera americana en una ceremonia de juramentación de ciudadanía junto a otras 116 personas en Hodges University de Naples el lunes 3 de diciembre de 2012. 'Finalmente yo tenfo todo', dijo Villada.

Photo by WILLIAM DESHAZER // Buy this photo

Samuel Villada, de 56 años, originario de Colombia, ondea una bandera americana en una ceremonia de juramentación de ciudadanía junto a otras 116 personas en Hodges University de Naples el lunes 3 de diciembre de 2012. "Finalmente yo tenfo todo", dijo Villada.

William DeShazer/Staff
Carlos Ledezma, center, originally from Mexico, gets his photo taken after becoming an American citizen after the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012. 'This country has given me so much,' Ledezma said. 117 people from 22 different countries became U.S. citizens.

Photo by WILLIAM DESHAZER, Naples Daily News

William DeShazer/Staff Carlos Ledezma, center, originally from Mexico, gets his photo taken after becoming an American citizen after the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012. "This country has given me so much," Ledezma said. 117 people from 22 different countries became U.S. citizens.

William DeShazer/Staff 
 Alide Chatelier, originally of Haiti, crosses her hand over her heart with others during the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012. At the event, 117 people from 22 different countries became United States citizens.

Photo by WILLIAM DESHAZER, Naples Daily News

William DeShazer/Staff Alide Chatelier, originally of Haiti, crosses her hand over her heart with others during the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012. At the event, 117 people from 22 different countries became United States citizens.

William DeShazer/Staff
Family and friends jockey for position to get a photo during the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012.

Photo by WILLIAM DESHAZER, Naples Daily News

William DeShazer/Staff Family and friends jockey for position to get a photo during the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012.

William DeShazer/Staff
People make their way into the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012.

Photo by WILLIAM DESHAZER

William DeShazer/Staff People make their way into the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012.

William DeShazer/Staff
Flags and packet information wait for people seeking citizenship before the start of the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012.

Photo by WILLIAM DESHAZER

William DeShazer/Staff Flags and packet information wait for people seeking citizenship before the start of the U.S. Citizenship and Immigration Services Naturalization Ceremony at Hodges University in Naples on Monday Dec. 3, 2012.

Naples - Revisen sus tarjetas de residencia en la entrada.

Esa fue la orden el lunes para los 117 residentes del suroeste de Florida mientras entraban a una sala de reuniones de Hodges University como residentes permanentes legales y salían una hora más tarde, como ciudadanos estadounidenses, con certificados blancos de naturalización en las manos.

Flanqueados por sus familiares y amigos para grabar su primer compromiso de lealtad, su juramento de defender la Constitución de los EE.UU., y a través de la tonada "God Bless America", llegaron los nuevos ciudadanos de 22 países.

Algunos se mudaron por amor, otros por razones familiares, laborales o de seguridad en sus países de origen.

"Muchos de ustedes hoy han alcanzado un objetivo diferente a cualquier otro", dijo Yuri Kaplun, el orador principal en el evento, quien emigró de Ucrania a los EE.UU. cuando era un niño y ahora trabaja con refugiados en Caridades Católicas del Condado de Collier.

"Sin embargo han llegado hasta aquí, felicidades", dijo él dirigiéndose al grupo. "Hoy es sólo el comienzo del resto de su vida en los EE.UU., como ciudadanos americanos".

Los inmigrantes que residen en el suroeste de Florida generalmente deben conducir dos horas para la ceremonia de juramentación hasta la oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los EE.UU en la costa este. Un portavoz de la agencia dijo que no había suficientes personas en la zona de Naples para hacer la ceremonia local más conveniente, que se hace ocasionalmente, por lo que esta ceremonia del lunes estaba prevista en Hodges.

Más de la mitad de los nuevos ciudadanos vinieron de Cuba, Haití y Colombia, según la agencia federal que otorga la ciudadanía.

Mariann Wilson fue la única canadiense en el evento de juramentación.

Hace años, la nativa de Ontario se mudó a Naples por amor. El lunes, su esposo por cuatro años, la vio a ella sonreir durante toda la ceremonia.

La pareja, ambos de 60 años, establecieron aquí su hogar.

"Esta es mi casa ahora. Es importante tener mi ciudadanía", dijo Wilson.

El personal de Servicios de Inmigración pidió a Wilson y los otros nuevos ciudadanos entregar todos los documentos de inmigración anteriores, incluidas las tarjetas de residencia y documentos de viaje, antes de que tomaran el juramento de ciudadanía. Al igual que todos los ciudadanos de Estados Unidos, ahora tendrán que solicitar pasaportes para visitar sus países de origen.

El colombiano Edgar Pedreros, en su primer acto oficial como ciudadano de los EE.UU., se dirigió a la audiencia en el Juramento a la Bandera.

Stephen, un estudiante de primer año de secundaria de 14 años, y Gabriela de 9, faltaron a la escuela para estar allí con su padre el lunes.

"Me alegro de que él por fin lo logró", dijo el adolescente después de la ceremonia.

Pedreros, un contratista eléctrico, emigró desde Bogotá a Maryland, donde nació su hijo antes de mudarse al condado de Collier hace 10 años.

Fue la organización y la cultura de los EE.UU. lo que le atrajo inicialmente desde Bogotá, dijo, mientras su hijo le recordó en un susurro: Fue también que sus hijos pudieran tener una vida mejor, el adolescente le dijo a su padre.

"Eso también", él estuvo de acuerdo, riendo.

D.J. Petithomme padre se trasladó desde Haití a Immokalee a finales de 1970 para trabajar en los campos. Petithomme hizo lo mismo por 19 años, sólo que aplicó para la ciudadanía este año.

Fue uno de los 31 haitianos se convirtieron en ciudadanos durante la ceremonia.

"Hay un montón de cosas en las que yo quiero participar. Yo quiero votar", explicó el hombre de 40 años de edad.

La ceremonia fue basada en la cultura americana. John Mellencamp de "Pink Houses" tocó antes del evento, y cada nuevo ciudadano llevó una pequeña bandera estadounidense de plástico entregada por el personal de Inmigración con ánimo de ondearlas.

"Es un día muy especial para ellos", dijo la portavoz de la agencia Ana Santiago. "Ellos realizaron el sueño americano".

© 2012 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados