El mercado de bienes raíces: un gran laberinto

Aún no defino el curso del sector vivienda y el ‘Sueño Americano’

Álvarez ha trabajado durante 24 años en la industria de Bienes Raíces. Es Realtor afiliado a la firma Florida Homes Realty, en Naples, Fl. Tiene un bachillerato de la Universidad de Puerto Rico, una maestría de la Universidad de Bridgeport y estudios postgraduados en la Escuela de Leyes de Quinnipiac University. Distribuidor de la compania Life Vantage www.lifevantage.com/care Para contactarlo: (239) 595-0755.

Reducción en el valor de propiedades

Mercado saturado con exceso de inventario

Eliminación de excepción contributiva de intereses

Métodos restrictivos de los bancos para otorgar préstamos

Si les preguntas a 10 agentes de bienes raíces sobre la condición actual del mercado y hacia dónde este se dirige, vas a obtener 10 respuestas distintas; lo que da a entender que el mercado de bienes raíces aún no se define.

El ‘Sueño Americano’ sigue siendo una incertidumbre y pesadilla para muchos, especialmente en un momento en que se especula sobre la posible saturación de propiedades en el mercado, la eliminación de excepción contributiva, y los bancos están como murallas insalvables para aprobar préstamos hipotecarios.

Durante mi carrera profesional de más de 26 años como corredor de bienes raíces he tenido la oportunidad de tramitar miles de transacciones: desde la compra-venta de propiedades residenciales y comerciales, mitigaciones de pérdidas con instituciones bancarias, negociaciones de préstamos hipotecarios, reestructuración de hipotecas, hasta las más recientes reducciones en balances de préstamos hipotecarios. Estos procesos de negociación han surgido por las condiciones de inestabilidad que muestra el mercado de vivienda.

La dinámica económica de la industria de bienes raíces es activa y cambia con frecuencia. Los cambios en el sector exigen la revisión y modificación en las leyes del mercado. El gobierno hace ajuste de las leyes y estos cambios causan un impacto directo en el consumidor.

Un principio fundamental que rigió la industria de la vivienda fue el incremento del valor de la propiedad a través del tiempo. Esta condición ya no es la norma. Se anticipa todavía la reducción en el valor de propiedades en ciertas áreas de la nación y, en el mercado actual, la inversión en bienes raíces no está garantizada; y no podemos precisar a ciencia cierta cómo una inversión en el mercado de propiedades va a reaccionar a corto o largo plazo.

De acuerdo con ciertos analistas de la industria, se anticipa una próxima saturación en el mercado de propiedades reposeídas; y un exceso de propiedades para la venta en el mercado, causaría una devaluación todavía mayor en años venideros.

La compra de una vivienda trae consigo un incentivo básico de impuestos. Los intereses pagados a través de un préstamo hipotecario son actualmente deducibles de los ingresos y exentos de impuestos. Este incentivo básico está en riesgo, podría ser eliminado. El próximo 17 de mayo una delegación de la Asociación de agentes de bienes raíces hará acto de presencia en el Capitolio en defensa y protección de esta ley; que estimula y sostiene el ‘Sueño Americano’.

Si las propuestas que sugieren al gobierno sobre eliminar uno de los mayores privilegios y estímulos que ofrece el sector vivienda y que promueve la compra de bienes raíces, son aprobadas; el sector vivienda en los EE.UU. daría un giro mucho más dramático.

Otros ajustes que están afectando la recuperación del mercado directamente, son los métodos restrictivos con que los bancos están evaluando a los solicitantes para financiamiento hipotecario. Los criterios de crédito para calificar para un préstamo son más exigentes. A pesar de que los intereses en préstamos hipotecarios son los más bajos en las últimas décadas, se contradice con un aumento de la población que sufre de puntajes de crédito por debajo de lo que exige un banco para estar calificado.

Es decir, los fundamentos básicos que rigen la industria de bienes raíces han cambiado. Estos fundamentos fueron mayormente establecidos en el periodo entre 1940 y 1960; a través de agencias como Fannie Mae y la Administración de Veteranos que incrementaron el número de dueños de viviendas de un 40 a un 60 por ciento. Esto contribuyó directamente al auge económico y a la explosiva posición que lleva a los Estados Unidos al nivel de una superpotencia mundial.

Sin embargo, esa opulencia económica pasó a la historia al comienzo de la última década. Años de avaricia del sector financiero por obtener grandes ganancias en las transacciones hipotecaria, causó el colapso de la industria y hoy seguimos recogiendo los escombros de esta catástrofe económica. También se ha ensombrecido uno de los máximos beneficios de esta democracia, ser dueños de su propio hogar, o el gran “Sueño Americano”.

© 2012 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Related Stories

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados