Aquí entre nos… Dime de que te quejas...

Columnista Urzula Esponda es dueña de la compañía de catering '4 U to go'. Encuentre sus recetas en: www.facebook.com/4utogo

Columnista Urzula Esponda es dueña de la compañía de catering "4 U to go". Encuentre sus recetas en: www.facebook.com/4utogo

José Luis Esponda junto a su hija Urzula Esponda. Foto sometida

José Luis Esponda junto a su hija Urzula Esponda. Foto sometida

Marimar Romera, foto tomada diciembre 2012. Foto sometida

Marimar Romera, foto tomada diciembre 2012. Foto sometida

Jose Luis Esponda con sus hermanos Alejandro y Francisco. Foto sometida

Jose Luis Esponda con sus hermanos Alejandro y Francisco. Foto sometida

Marimar Romera. Foto sometida

Marimar Romera. Foto sometida

Dime de que te quejas…

Cuando pensé en el contenido de esta columna, creí que iba a ser mucho mas fácil escribirla, pero la realidad es que ha sido algo complicado, porque se presta a tomar caminos diferentes o a que termine siendo MI queja y eso es exactamente lo que quiero evitar. Mi única intensión es darnos una sacudida de cabeza y que nos demos cuenta de lo que nos rodea qué realmente vale la pena.

Es por muchos sabido, que soy una asistente frecuente de Facebook y por lo mismo, me he dado cuenta que se ha convertido en la ventanilla de quejas más concurrida, desde “Me duele la cabeza”, hasta “En esta vida no puedo ni siquiera sentirme mal, porque todo pasa mal”.

El 20 de Marzo, se festejó el “Día de la Felicidad” y con lo que me topé fue con puras quejas, “es una ridiculez”; “solo les falta inventar el día de la depresión”, “cada vez estamos peor, quién me dice a quien rayos se le ocurrió para darle un sape”; “pero además del marketing que puede generar es una muestra de lo poco consiente que se está volviendo la sociedad”.

Es verdad que ya no saben que inventar, que además de los ya institucionalizados y famosos días, han inventado hasta el “Día del Perro”, pero ¿y qué?, ¿por qué la queja?, en lugar de detenerte unos segundos y pensar “¡Claro, soy feliz!”, ¿por qué esa necedad de vivir con la nube en la cabeza?

Y mientras paso las quejas, aparece por ahí alguna publicación de Marimar Romera, “One of the best days of my life”, “Un beso a todos y que la pasen increíble... Luego suben muchas fotos de los dos eventos, para que muera de la envidia, va?” Marimar tendría mucho de que quejarse. En julio del año pasado le dio neumonía, al internase en el hospital le colapsaron los pulmones al 100%. Tuvo un paro respiratorio y murió por 4 minutos. Pasó por un proceso muy difícil, aún cuando tiene muerte neuronal en la zona que corresponde a la motricidad, gracias a su perseverancia, los nervios hicieron un puente y se "colgaron" de otras neuronas, que corresponden a las secuencias dentro de los procesos de razonamiento y hoy habla, aunque no canta, y camina sin ayuda de nada.

Creo que Marimar tendría mucho de que quejarse y sin embargo siempre tiene un humor extraordinario, siempre está bromeando y no está precisamente en un lecho de rosas.

Otro ejemplo de actitud es mi papá. Hace 10 años tiene Linfoma No Hotchkins, después de algunos años de quimioterapias intravenosas y una operación, pudieron estabilizarlo con quimio tomada, pero hace dos meses regresó a la quimio intravenosa y volverá a ser así cada mes. A mi me tocó pasar con él días no muy buenos y nunca lo he escuchado quejarse de su enfermedad, tiene la mejor actitud que he visto, esto es lo que mi papá publica “banda, feliz fin de semana largo, un abrazo para todos”, “saludos a toda la banda, que este día les vaya maravillosamente.”, “banda! ya tenemos PAPA, bendito Dios, se ve que es buena onda ahora nos toca a nosotros orar para que Dios lo ilumine en su mandato, así que todos en cadena de oración”.

Estoy segura que Marimar y mi papá no tienen todos los días el mejor día, pero tratan de hacerlo. ¿Por qué vivir con el síndrome de Gargamel?, y pasar el día odiando a los pitufos, ¿por qué quejarse de todo?... “Malditos policías, hacen más tráfico”, “¡Que frío!” y el mejor de la semana… en el juego de soccer México vs. USA, los mexicanos vestidos en playeras Abercrombie abucheando a los gringos, ¡NO SEAN INCONGRUENTES!

Dicen que todo depende del cristal con que se mira, seamos más como Marimar y José Luis Esponda. Ya lo dijo Gandhi “El cambio comienza por uno mismo”.

© 2013 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Related Stories

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados