La familia del colombiano muerto por una pistola Taser demanda a la Policía de Miami Beach

Imagen de una pistola 'Taser' de descarga de energía. EFE/STR/Archivo

Imagen de una pistola "Taser" de descarga de energía. EFE/STR/Archivo

Miami, 28 ago (EFE).- La familia del joven colombiano Israel Hernández Llach, quien murió después de que un agente de Miami Beach (Florida) le disparara con una pistola eléctrica (Taser), demandó a la ciudad del sur de Florida y al jefe de Policía, Raymond Martínez, informó hoy la prensa local.

Todd R. McPharlin y José Javier Rodríguez, abogados de la familia de Hernández Llach, informaron de que el martes presentaron la demanda al considerar que Miami Beach no protege a los ciudadanos del posible uso de la fuerza excesiva por parte de sus agentes.

"Los agentes trataron de manera agresiva al fallecido e hicieron uso de fuerza innecesaria, excesiva e inconstitucional", afirma la demanda.

Los abogados recuerdan en la demanda que el joven murió mientras estaba en custodia de los agentes y que no portaba ningún arma en el momento de su detención, por lo que los agentes "no tenían base razonable para temer por su propia seguridad o la seguridad pública".

Aseguran además que, mientras Hernández Llach estaba en el suelo y necesitaba atención médica urgente, los agentes celebraban su detención.

Los abogados consideran que tanto la ciudad como Martínez son responsables de "supervisar, entrenar, instruir y controlar la conducta y acciones" a sus agentes y "fallaron" en este cometido, pues permiten que éstos violen los derechos constitucionales al ejercer un "injustificado exceso de violencia" en el arresto de personas.

La demanda asegura que en este caso se hizo un uso "impropio" del Taser, un arma "diseñada para inflingir un dolor terrible e incapacitación al sujeto y puede llevar a producir lesiones serias o a la muerte".

El suceso ocurrió en la madrugada del 6 de agosto pasado, cuando el joven pintaba un grafiti en la pared de un edificio abandonado de Miami Beach y fue descubierto por agentes de la policía.

Según la Policía, Hernández-Llach echó a correr y se inició una persecución que acabó con el muchacho tendido en el suelo tras recibir un disparo con Taser. Fue llevado al hospital Mont Sinai, donde intentaron reanimarlo inútilmente.

Desde el primer momento activistas y familiares de Hernández-Llach denunciaron el uso de fuerza excesiva por parte de los agentes, y han contado con el apoyo del Gobierno colombiano que, a través del Consulado de Colombia en Miami, pidió a Estados Unidos una investigación para esclarecer esta muerte.

Tras lo sucedido la Policía de Miami Beach lamentó lo sucedido y Jorge Mercado, el agente de policía que disparó con la pistola eléctrica, fue suspendido por tres días de su empleo con derecho a sueldo.

© 2013 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados