Aquí entre nos: Por los recuerdos

Columnista Urzula Esponda es dueña de la compañía de catering '4 U to go'. Encuentre sus recetas en: www.facebook.com/4utogo

Columnista Urzula Esponda es dueña de la compañía de catering "4 U to go". Encuentre sus recetas en: www.facebook.com/4utogo

“The Beatles” en Rockin’ On The Bay, sábado 26 de enero de 2013.

“The Beatles” en Rockin’ On The Bay, sábado 26 de enero de 2013.

“The Beatles” en Rockin’ On The Bay, sábado 26 de enero de 2013.

“The Beatles” en Rockin’ On The Bay, sábado 26 de enero de 2013.

La cita fue en Bayfront como cada sábado, para un concierto más de Rockin’ On The Bay. La despedida del sol nos anunciaba que se acercaba la hora de comenzar, pero algo me decía que este no iba a ser como cualquier otro sábado. Se respiraba un aire diferente y la explanada de Bayfront estaba inundada por aquellos que algún día fueron protagonistas de tremendos escándalos por bailar Rock n’ Rolls.

Las caricaturas, tamaño real de Paul, George, Ringo y John se encontraban al pie del escenario y un submarino amarillo a la izquierda. El cuidado de estos detalles, confirmaba mi presentimiento… Este no sería un sábado cualquiera.

A las siete en punto aparecieron en el escenario ¡“The Beatles”!. Mientras tocaban “Eight days a week”, todos en Bayfront fuimos transportados a 1964. Fue como si en ese momento todo se volviera blanco y negro y estuviéramos reviviendo uno de estos documentales que tantas veces nos han enseñado.

En el escenario tocaba el grupo “Let it Be”, pero cada detalle fue cuidado de tal forma, que nosotros veíamos a aquellos Beatles con su corte de pelo como de casco, vestidos en sus trajes grises, con cuello negro, camisa blanca y corbata negra, todos los elementos se amalgamaron para crear una magia y encantamiento para poder revivir sentimientos.

La gente no paró de bailar y cantar durante este tours por los recovecos del ayer. “John” no dejaba que el ánimo bajara y “Ringo” no dejó de llevar el ritmo con la cabeza. Con “And I Love Her”, recordé los paseos en la Van de mi papá y me imagino cuántos recuerdos más habrán pasado por todos los demás… a cuántos les habrá recordado su primer beso, su primera cita, su adolescencia.

El grupo hizo un cambio de vestuario y fue como estar viendo la portada del disco Sergeant Pepper: Paul en azul, John en amarillo, Ringo en rosa y George en rojo… Esto se había convertido en un parque de diversiones de la música, donde el oído tenía su propia montaña rusa.

La pipol no paraba de corear y bailar “Yellow Submarine”, “She Loves You”, yo no perdí la oportunidad de bailar “Twist and Shout”, y de pronto otro cambio de vestuario sucedía. Ahora los veíamos enfundados en un frac blanco, obvio Paul con su clavel negro en la solapa.

La luna anunciaba, que pronto llegaría el momento de regresar al presente, pero por dos horas, Bayfront fue un espacio lleno de armonía y una propuesta muy original para revivir buenos recuerdos y buena música.

© 2013 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados