Algunas empresas locales no usan E-Verify para aprobar a sus empleados

El presidente Barack Obama señala a alguien en la multitud cuando  hablar de la inmigración en el Del Sol High School, Martes, 29 de enero 2013, en Las Vegas. (AP Photo / Carolyn Kaster)

El presidente Barack Obama señala a alguien en la multitud cuando hablar de la inmigración en el Del Sol High School, Martes, 29 de enero 2013, en Las Vegas. (AP Photo / Carolyn Kaster)

Photo with no caption
Adelso Chavez

Adelso Chavez

EFE/EUA CARIBE SHM05 LOS ANGELES (CA, EEUU), 8/9/2009.- Cientos de trabajadores indocumentados que han perdido recientemente su empleo pidieron este fin de semana al Gobierno que deje de aplicar la 'línea dura' de la política migratoria y que ofrezca una solución a su desesperada situación. 'Le exigimos a(l presidente Barack) Obama que pare la aplicación de línea dura de las leyes de inmigración existentes', dijo a Efe Nativo López, dirigente de la Asociación Política Mexicoamericana (MAPA). López denunció que más de 2.200 trabajadores indocumentados han sido despedidos recientemente de varias fábricas en Los Ángeles. 'La mayoría de la gente no lo sabe, pero Obama tiene la discreción ejecutiva de poner un alto a la verificación de documentos de empleo, 'E-Verify', y el envío de las cartas de discrepancia de seguro social', afirmó el activista. EFE/IVAN MEJIA

EFE/EUA CARIBE SHM05 LOS ANGELES (CA, EEUU), 8/9/2009.- Cientos de trabajadores indocumentados que han perdido recientemente su empleo pidieron este fin de semana al Gobierno que deje de aplicar la "línea dura" de la política migratoria y que ofrezca una solución a su desesperada situación. "Le exigimos a(l presidente Barack) Obama que pare la aplicación de línea dura de las leyes de inmigración existentes", dijo a Efe Nativo López, dirigente de la Asociación Política Mexicoamericana (MAPA). López denunció que más de 2.200 trabajadores indocumentados han sido despedidos recientemente de varias fábricas en Los Ángeles. "La mayoría de la gente no lo sabe, pero Obama tiene la discreción ejecutiva de poner un alto a la verificación de documentos de empleo, 'E-Verify', y el envío de las cartas de discrepancia de seguro social", afirmó el activista. EFE/IVAN MEJIA

Cuando un hombre de Immokalee se hirió trabajando para una empresa de construcción el pasado otoño, hizo lo que los empleados lesionados en el trabajo hacen. Él reclamó la compensación de trabajadores (worker’s compensation).

Entonces el hombre de 25 años de edad, fue arrestado.

Acusado de fraude de identidad, Adelso Chávez utilizó una tarjeta de Seguro Social que no era suya para hacer el trabajo, alegan los investigadores estatales. Hay un sistema de verificación voluntaria para detectar este tipo de problemas en la contratación de trabajadores inmigrantes, pero las empresas privadas de la Florida no están obligadas a usarlo, y los registros federales muestran que la empresa constructora que contrató a Chávez no participó en el programa nacional gratuito, conocido como E-Verify.

De hecho, varias empresas que aparecen como inscritas en los papeles en E-Verify, le dijeron al Daily News que en la práctica ellos no utilizan el sistema en línea que comprueba la información de identificación de un empleado actual o potencial y alerta a los empleadores si están autorizados para trabajar en los EE.UU.

En los planes de reforma migratoria anunciada la semana pasada, un grupo de senadores de EE.UU. y el presidente Barack Obama insistieron en controles más amplios y obligatorios sobre la condición del empleado legal. La contratación de trabajadores indocumentados está en contra de la ley federal, y se castiga con una multa.

En Palm River Electric en North Naples, el vicepresidente Jim Vaux dijo que la compañía tuvo que estar de acuerdo con inscribirse en E-Verify como parte de un contrato con una agencia de reciclaje hace dos años. Pero ellos no estaban obligados a usarlo, simplemente deben demostrar que se han registrado en el sistema que se maneja a través del Departamento de Seguridad Nacional.

El Gobernador de Florida, Rick Scott firmó una orden ejecutiva en 2011 que exige a las agencias estatales y sus contratistas usar E-Verify en la contratación. Contratos federales también lo requieren.

"Estábamos con mano dura en esto, en los términos del contrato", dijo Vaux. "Desde entonces, no ha habido necesidad de revisar a los nuevos empleados, porque no hay ninguno".

"Es que esto ha sido tan lento. Realmente no han contratado a ninguna persona nueva", explicó.

Alrededor de 300 empresas y organismos están inscritos en el Condado de Collier, en comparación con 430 en el condado de Lee.

Aunque una base de datos federal no quiebra a las empresas de la industria que localmente la mayoría están relacionadas con la construcción y la hotelería — contratistas gerales, hoteles de cinco estrellas, restaurantes. Los proveedores de salud, hogares de ancianos y empresas de tecnología también están en la lista de los que usan el sistema, mientras que las empresas basadas en la agricultura están prácticamente ausentes.

Pero estar inscrito no significa utilizar el sistema que requiere que el empleador aporte entre otros datos, la información biográfica del solicitante y el número de Seguro Social. En algunos casos, las comparaciones de la foto están disponibles para que coincida con la imagen en una tarjeta de ID en la base de datos federal.

Andrew Marinaro, gerente de la tienda de chocolates Kilwin de Fifth Avenue South en Naples, se encarga de la contratación de la empresa, que actualmente emplea a 17 personas.

"Tenemos a varios extranjeros que trabajan para nosotros, un par de albaneses, un par de rusos. Pedimos y esperamos que sean honestos con nosotros", dijo Marinaro.

En los 11 años del negocio, él no ha tenido problemas en la forma en que se ejecuta la contratación. Una empresa de nómina verifica la información del Seguridad Social, y las formas de impuestos. A pesar de que técnicamente Kilwin se matriculó en E-Verify, la empresa no la usa, de acuerdo con Marinaro.

"Nunca hemos tenido un problema", dijo sobre el empleo de trabajadores no autorizados.

Una empresa puede ser multada si lo hacen, pero eso no es suficiente, dijo Rosemary Jenks de NumbersUSA, una organización de reducción de inmigración que aboga por expandir el uso del E-Verify en los EE.UU y hacerlo obligatorio como en ya lo tiene Arizona y Carolina del Sur.

"Los empresarios empiezan a considerar las multas como el costo para hacer negocios", dijo Jenks.

El Daily News no recibió respuesta a las solicitudes de comentarios de la compañía que emplea a Chávez antes de su detención, o de la agencia del estado que presentó la denuncia contra él. Él se enfrenta a cinco años de prisión por el cargo de fraude, y en última instancia, un proceso de deportación.

En 2011, alrededor de 300.000 empleadores en los EE.UU. se inscribieron en e-Verify, lo que lleva a 17,4 millones de casos controlados por el sistema.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU., agencia federal que supervisa el programa, sabe de sus limitaciones porque este es sólo requerido en unos pocos estados, y es parcialmente usado en otros.

La mayoría de los no usuarios explicaron en un informe que Seguridad Nacional publicó en 2011 que no veían un beneficio para su uso, piensan que sería demasiado costoso o les consume mucho tiempo, o que su uso sería "difícil o perjudicial."

Sue Marinaro, dueña de la tienda de chocolates Kilwin, inscribió a la empresa hace unos años pensando que sería útil para demostrar la elegibilidad del empleado, pero no fue de mucha ayuda.

"La mayoría de nuestro personal procede de las escuelas secundarias locales, jóvenes que ingresan a la fuerza laboral por primera vez. Cada uno también tiene que probarnos a nosotros con documentos como licencias de conducir, pasaportes, certificados de nacimiento, tarjetas de residencia o tarjetas de Seguro Social que ellos son quienes dicen ser", explicó.

"Sé que el programa se creó para que nos ayuden a saber si estos documentos son legítimos pero nosotros tenemos algo como la primera impresión también, como habilidades de inglés”.

Los nuevos planes para una reforma migratoria que fueron revelados la semana pasada —por primera vez por un grupo de senadores de Estados Unidos, y luego por separado por el presidente— exigen un sistema de verificación más amplio y obligatorio, que serán escalonados en cinco años, según la versión de la Casa Blanca, con extensiones para las pequeñas empresas .

"No va a ser un proceso rápido, pero será un proceso justo", dijo Obama el martes pasado en un discurso para anunciar sus reformas.

--------

Traducido por Maritza Cordo para VistaSemanal.com

© 2013 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 0

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados