“10 Razones” para conocer mejor cómo funcionan los hombres

Dania Ferro, autora del poemario 'Dialogo con mi corazón' publicado en 2009, y 'Relatos de la Mrs López', publicado en octubre de 2012 por La Pereza Ediciones. Dania Ferro escribe para Vista Semanal desde el año 2007 y ha colaborado con revistas y otras relevantes publicaciones de la Florida.

Dania Ferro, autora del poemario "Dialogo con mi corazón" publicado en 2009, y "Relatos de la Mrs López", publicado en octubre de 2012 por La Pereza Ediciones. Dania Ferro escribe para Vista Semanal desde el año 2007 y ha colaborado con revistas y otras relevantes publicaciones de la Florida.

Los hombres son seres simples y directos y son tres las demandas fundamentales sobre las cuales descansa una buena relación para ellos; respeto, sexo y alimento. Basado en lo anterior y dada la simpleza de estos, si una mujer es capaz de proporcionar y cumplir con estos tres requerimientos, una relación con ellos pudiera pasar de regular a buena y de buena a excelente. Y no es que funcione como un teorema matemático, pero las probabilidades de un mejor vínculo serán notables.

1- Respeto. Generalmente los hombres necesitan sentirse respetados en su hogar, porque es el lugar que más les importa, en el que más conviven y porque es además, el sitio donde aspiran sentirse mejor. Quizás tengan la necesidad de sentirse el cabeza de familia, el proveedor, el que toma las mejores decisiones y eso no significa que no estén nunca equivocados, pero una mujer inteligente hará silencio cuando su hombre hable, lo escuchará con paciencia, optará por un diálogo amable y pacífico y estoy casi segura que esos modales y procedimientos ayudarán a cambiar la decisión final, en caso de que la anterior no hubiera sido la más apropiada.

2- Sexo. Los hombres aman tener buen sexo y eso ya no es secreto para nadie. Una mujer necesita estar desestresada para tener un buen sexo y el hombre usa el sexo para quitarse el estrés. En ocasiones las mujeres se niegan a ceder a las peticiones sexuales de sus parejas, sin embargo deben saber que siempre será importante darles a conocer las razones del rechazo y asegurarse de que éste haya comprendido correctamente. Para muchos hombres el hecho de que una mujer no quiera complacerlo sexualmente pude significar el caos, el principio de muchos malos entendidos, baja autoestima, de interminables porqués: “será que ya no me quiere”, “todavía le gusto”, “tendrá otro”. Una mujer no debería privarle por demasiado tiempo ese placer a un hombre, porque seguramente ese ser simple, irá a buscar en otra lo que la suya no le ofrece.

3- Alimento. Un hombre no quiere tener una mujer para que sea su cocinera, de hecho hoy en día muchos hombres saben cocinar y hasta mejor que sus parejas. Pero ellos siempre esperarán de una mujer al menos un mínimo intento, un detalle y sabrán recompensar el esfuerzo de su pareja en ese sentido. Una mesa bien servida, con un toque femenino, romántico, que lo haga sentirse especial. Y si decides ponerte las pilas, convertirte en toda una buena cocinera y le preparas platillos deliciosos, lograrás tener a ese hombre siempre feliz; él sentirá que se le quiere y consiente mucho y no querrá irse nunca de tu vida. O es que acaso nunca han escuchado decir… ¡El amor entra por la cocina!

4- No son adivinos. Las mujeres siempre esperan y desean que un hombre adivine lo que ellas quieren y hasta lo que están pensando y si éste falla lo quieren ejecutar precipitadamente. No deberían ser tan duras con sus hombres cuando ellos no les han regalado lo que ustedes querían; no se olviden de la simpleza de los mismos, e intenten facilitarle pistas claras y precisas. Una mujer deberá siempre ingeniárselas para dar señales obvias de lo que quiere realmente, porque de lo contrario él no podrá intuir lo que ella espera de él y ella estará siempre descontenta e insatisfecha. Si por el contrario ellas les piden abiertamente lo que desean, ellos moverán cielo y tierra con tal de complacerlas y ¡ellas se sentirán como las princesas de ese cuento de hadas, al que todas siempre quieren pertenecer!

5- Detestan los dramas. Los hombres dado el carácter simple de su género detestan los dramas; ellos normalmente parecieran sentir, extrañar, llorar, amar, o demostrar poco. Las mujeres se evitarían muchos malos ratos interpretando simple y literalmente lo que dice su pareja, sin ponerle ni una coma, ni una palabra de más, ni un quizás quiso decir esto, o aquello. Ellos solo te dirán textualmente lo que están pensando en el 99% de los casos. Generalmente, para los hombres el pasado amoroso con otras mujeres es solo pasado, son las mujeres las que le dan demasiada importancia a esas historias anteriores y en ocasiones los recordatorios y detalles pudieran ser tediosos y poco saludables para tu relación.

6- Mejor sin lamentos. No hay nada más horrible para un hombre que tener que escuchar quejas y lamentos de una mujer con la que convive 24 horas al día. Los hombres al no padecer de un perfil complicado casi siempre sentimentalmente se encuentran del todo bien y estables y no son ellos, sino las mujeres quienes suelen estar inconformes con su realidad, con el entorno que las rodea, con el auto que conducen, o hasta con la ropa nueva que se acaban de comprar. Según los hombres es difícil y casi imposible satisfacer a las mujeres, si les compran el vestido que ellas querían por meses, cuando se lo regalan dicen, “ay pero ya pasó de moda” o sino, pero “lo quería más corto”, o no es “tan rojo como el que me había gustado”. Si una mujer está interesada en mantener a un hombre a su lado, uno de los mejores consejos sería sin duda: ¡no se queje tanto!

7- No a las derrochadoras. Los hombres les temen a las mujeres poco ahorrativas. Y cuando un hombre se percata que no podrá satisfacer todas las expectativas de una mujer, puede llegar a sentirse afligido, insuficiente e inseguro. Sentirá en todo momento que cualquier sujeto con más recursos económicos que él le robará a su dama. Si no quieres deshacerte de tu hombre, procura no revelarle abiertamente que es muy poco lo que te ofrece, porque éste sin dudas, se alejará de ti.

8- Adiós a las malhumoradas. Si hay algo que un hombre agradece en la vida es tener a una mujer risueña y alegre como compañera. Los hombres aman llegar a casa y que una mujer los reciba con una sonrisa. Compartir chistes y reírse juntos pusiera ser una terapia efectiva, un acercamiento positivo; una práctica que te unirá mucho a tu hombre. Divertirse juntos, compartir con sus amistades y familiares, favorecerá la relación y hará la vida más amena. Conservando un ambiente alegre y tranquilo en casa, difícilmente por su cabeza cruzará la idea de sustituirte por otra.

9- Pánico a las interesadas. Casi todos los hombres adoran que los amen por algo que sean o tengan, ya sea por ser caballerosos, inteligentes, nobles, trabajadores, o responsables. O por lo que tengan, ya sea, un buen trabajo, una casa ordenada, una vida disciplinada y armoniosa, pero advertencia: ningún hombre quiere saber que una mujer está a su lado solo por su dinero, por su auto, por sus alcances económicos. Aunque aparentemente este sea el arma que algunos suelan usar para conquistar o deslumbrar al principio a una mujer, ya una vez conquistada esta, lo más probable es que el hombre comience a analizar mejor tu fascinación o inclinación por su capital. Sugerencia: no toques temas de conversación en los que puedan delatarse tu apego por las riquezas o por los bienes materiales. Aviso: los hombres serán simples, pero no son tontos.

10- Desprecio para las infieles. La infidelidad es algo que los hombres casi nunca perdonan. Pocos son los hombres que quiere vivir con una mujer que les haya sido infiel. Incluso suelen no llegar nunca a respetar, ni a valorar, a las mujeres que ellos conquistaron, pero engañaron a sus actuales parejas, con ellos mismos. Para los hombres la infidelidad es la peor muestra de desamor; la decepción más desgarradora para su ego varón masculino, dueño absoluto del gallinero donde se creían el único gallo rey. Cuidado mujeres con esta última reflexión, nunca sabrán cual será la reacción de un hombre luego de saber que le fuiste infiel y creo que no habrá entonces nada peor para llegar a conocer mejor a un hombre…

© 2013 Vista Semanal. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

  • Enviar
  • Comentar
  • Compartir
  • Imprimir

Comentarios » 3

Eterno_Retorno writes:

Algunas me agradaron, otras me parecieron un tanto bastante generalizadoras y que definen mejor al hombre antiguo alejado del romanticismo o de la capacidad de transmitir emociones. También me quedé pensando que si bien es agradable que la mujer esté dispuesta a poner una sonrisa, me parece válido que comparta también su dolor y sus dramas, nada hay más bonito que abrazar a una mujer que decide compartir sus lágrimas contigo.

DaniaFerro writes:

Ay Dany tu eres tan lindo! Eres hombre, pero es como si llevaras una delicada mujer muy dentro amarrada a tu pecho, atada a tu corazón. Como si miraras a través de los ojos de una chica! Gracias por leerme, gracias, gracias...Ojalá existieran más hombres como tú, asi de tiernos, de románticos, pero tu eres parte de una minoria muy minoria, que más quisieran las mujeres! Un abrazo, te quiero mucho!

DaniaFerro writes:

https://www.youtube.com/watch?v=ds88_...
Me encanta esta cancion!

Comparta sus pensamientos

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de la persona que publica ellos. Usted está de acuerdo en no publicar comentarios que son fuera del tema, difamatorio, obsceno, abusivo, amenazador o una invasión de la privacidad. Los infractores pueden ser prohibidos. Haga clic aquí para ver nuestro acuerdo de usuario completo.

Los comentarios pueden ser compartidos en Facebook y Yahoo!. Añadir las dos opciones mediante la conexión de sus perfiles..

Destacados